Buscar
  • MGGL Abogados

NUEVAS DISPOSICIONES APLICABLES A LOS TRABAJADORES DEL HOGAR


Actualmente en México hay 2.4 millones de personas trabajadores del hogar de las cuales el 95% son mujeres.


La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) el día 5 de diciembre de 2018 determinó inconstitucional que los patrones no estén obligados a inscribir a las empleadas domésticas ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el régimen obligatorio.


El IMSS por instrucciones de la SCJN a partir del 1 de marzo del 2019 implementó un Programa Piloto con la finalidad de diseñar y ejecutar un régimen especial de seguridad social para las trabajadoras del hogar. En un plazo no mayor a 18 meses a partir de la implementación del referido programa piloto, el IMSS, debía proponer al Congreso de la Unión las adecuaciones normativas necesarias para la incorporación en forma gradual de las trabajadoras del hogar al IMSS.


La reforma a la Ley Federal del Trabajo (LFT) publicada el 1 de mayo de 2019 y las reformas a la LFT y a la Ley del Seguro Social publicadas el 2 de julio de 2019 establecieron nuevas disposiciones para los trabajadores del hogar, destacando las siguientes:

El principal cambio es la obligación de inscribir a los “trabajadores del hogar” ante el régimen obligatorio del IMSS. Esta inscripción obligatoria iniciará su vigencia una vez que se aprueben y entren en vigor las adecuaciones normativas que deberá de ser en un plazo aproximado de dos años (6 meses siguientes a que concluya el Programa Piloto).


El término “Trabajador Doméstico” en la reforma se sustituyó por el de “Persona Trabajadora del Hogar”.


Se define a la “Persona Trabajadora del Hogar” como aquella que de manera remunerada realiza actividades de cuidados, aseo, asistencia o cualquier otra actividad inherente al hogar en el marco de una relación laboral que no importe para el empleador beneficio económico directo.


La LFT distingue tres modalidades de “Personas trabajadoras del hogar”: (i) que residan en el domicilio donde se realizan sus actividades, (ii) que no residan en el domicilio y (iii) que trabajen para diferentes patrones sin residir en el domicilio de alguna de ellas.


Para las “Personas trabajadoras del hogar” que vivan en el domicilio del empleador se establece como obligaciones:

  • (i) Que disfruten de un descanso mínimo diario nocturno de 9 horas consecutivas y de 3 horas diarias entre las actividades matutinas y vespertinas.

  • (ii) Que la jornada diaria diurna no exceda de 8 horas diaria, y si el trabajador no disponer libremente de su tiempo y estar a disposición del patrón para responder a posibles requerimientos de patrón, esas horas deberán considerarse como horas extras y;

  • (iii) Derecho a un descanso semanal de día y medio ininterrumpido, preferiblemente en sábado y domingo y que mediante acuerdo entre las partes podrá acordarse la acumulación de los medios días en periodos de 2 semanas, garantizando un día completo de descanso por lo menos en cada semana.

Se establece la prohibición de contratar trabajadores del hogar menores de 15 años y para los mayores de 15 años pero menores de 18 años, la jornada laboral no debe de exceder de 6 horas diarias ni de 36 horas a la semana.


Los alimentos destinados a los trabajadores del hogar deben ser higiénicos y nutritivos y de la misma calidad y cantidad de los destinados al consumo de los empleadores.

El salario del trabajador del hogar comprende, además del pago en efectivo, los alimentos y la habitación. Los alimentos y habitación se estimarán equivalentes al 50% del salario que se pague en efectivo. El pago del salario podrá efectuarse a través de transferencia bancaria con el consentimiento del trabajador del hogar.


Queda prohibido expresamente al patrón solicitar constancia o prueba de no gravidez para la contratación de una mujer como trabajadora del hogar y despedir a una trabajadora embarazada, ya que de llevarse a cabo dicho despido se presume la existencia de actos de discriminación, con las consecuencias legales que ello implica.


Los trabajadores del hogar tendrán derecho al disfrute de vacaciones, días de descanso semanal y obligatorios, así como al pago de aguinaldo y prima vacacional como cualquier trabajador.


Los trabajadores del hogar puedan dar por terminada en cualquier tiempo la relación de trabajo dando aviso a su patrón con 8 días de anticipación. El patrón puede dar por terminada la relación de trabajo dentro de los 30 días siguientes a su inicio; y en cualquier tiempo pagando la indemnización equivalente a 3 meses de salario, prima de antigüedad y 20 días por año de servicios.


No serán consideradas persona trabajadora del hogar aquellas personas que:

  • (i) realicen trabajo del hogar únicamente de forma ocasional o esporádica y quienes y;

  • (ii) presten servicios de aseo, asistencia, atención de clientes y otros semejantes, en hoteles, casas de asistencia, restaurantes, fondas, bares, hospitales, sanatorios, colegios, internados y otros establecimientos análogos.

Hasta en tanto no existan las reglas especiales que emita el IMSS, el patrón deberá garantizar la atención médica y los gastos por concepto de sepelio de los trabajadores del hogar.


Programa piloto del IMSS.

El 29 de marzo del 2019 se publicaron las reglas de operación del programa piloto para afiliar al régimen obligatorio del IMSS a los trabajadores del hogar.


Los patrones pueden optar, en esta prueba piloto, por afiliar ante el IMSS a los trabajadores del hogar mediante el trámite digital en su página www.imss.gob.mx o en la Subdelegación más cercana a su domicilio.


Se deben cubrir las cuotas de pago por mes anticipado, conforme al salario base de cotización mensual y los días laborados con cada patrón.


En caso de no contar con su Número de Seguridad Social (NSS), los trabajadores del hogar pueden tramitarlo en la página de Internet del Instituto (www.imss.gob.mx), o en la Subdelegación que corresponda a su domicilio.


Tratándose de trabajadores del hogar que laboren exclusivamente para un patrón durante todo el mes, éste deberá cubrir la totalidad de las cuotas obrero-patronales correspondientes al periodo.


En caso de que el trabajador labore con más de un patrón, cada uno de ellos deberá cubrir el monto correspondiente a las cuotas obrero-patronales proporcionales a los días que el trabajador labore con él.